SONREIR, NUESTRO MEJOR REGALO

Sin entrar en detalle, por lo especialmente complicado que ha sido el año 2020, nos gustaría aportar nuestro pequeño granito de arena reflexionando acerca de aquellas cosas que parecen pequeñas y que son INMENSAS. Esos gestos que parecen insignificantes y son los más IMPORTANTES en el día a dia.

Este año, estas humildes líneas van dedicadas a la SONRISA. La nuestra. La que podemos REGALAR en cada momento. Aquella que no cuesta nada y, sin embargo, tanto bien produce a la gente que nos rodea.

Pocos gestos proporcionan tantos efectos y tan rápidos como una SONRISA. Cuando sonreímos nos produce un bienestar físico y nos revitaliza el ánimo. Además es altamente contagioso, lo cual significa que afectará casi de la misma manera a las personas que estén a nuestro alrededor.

Cuándo sonreímos, la respuesta natural es que la otra persona nos devuelva la sonrisa. Es un gesto casi innato, y de las pocas cosas que tenemos en común todos los seres humanos, sea cual sea nuestro país de origen. Las sonrisas se parecen bastante en todos los rincones del mundo.

Sonreír nos ayuda a ser más felices. Estamos enviando una señal directa al cerebro de nuestras intenciones y evidentemente, es nuestro corazón el primero en recibir la respuesta. 

En nuestras relaciones sociales la SONRISA tiene muchísimas ventajas. Provoca emociones positivas, genera confianza. Además para determinadas situaciones, más tensas, dónde buscamos mayor comprensión, una sonrisa siempre nos ayudará a que nos entiendan mejor. Si tenemos algún problema y sonreímos, siempre va a ser más fácil encontrar colaboración y soluciones a dicho problema.

En la última década del siglo XX, en los años 90, se realizaron numerosos estudios sociológicos acerca de la sonrisa y sus efectos. En sus conclusiones finales, todos ellos coincidían en lo siguiente. La sonrisa provocaba una mayor empatía y una mayor efectividad a la hora de conseguir el perdón por nuestras acciones. La sonrisa era la aliada perfecta a la hora de seducir, encontrar un mejor trabajo, conseguir unas mejores condiciones laborales, y alcanzar un mayor éxito.

Por último, creemos firmemente que la SONRISA mejora la salud. Al sonreír liberamos endorfinas, serotonina y otros analgésicos naturales que produce nuestro cuerpo, es casi como un fármaco natural. Así que por favor, SONRÍE pues vivirás más. Y si no es así, lo que es seguro es que vivirás MEJOR.

Este año, como no podía ser de otra forma, obsequiaremos con una botella de nuestro vino de selección especial CARE RESERVA a aquellos clientes que, tras leer el texto, nos dediquen una SONRISA.

Muchísimas gracias desde nuestro corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *